Nutrición Especializada

Después de su cirugía usted necesitará realizar cambios en sus patrones alimenticios. Nuestro equipo le ayudarán con este proceso. Es muy importante que siga sus recomendaciones e instrucciones inmediatamente después de la operación.

El tamaño de su reservorio gástrico es aproximadamente de 1 onza o una a dos cucharas soperas. Su capacidad inicial será algo limitada, tenga paciencia. Podrá darse cuenta que 2 o 3 cucharadas de comida lo llenarán. Esto es de esperarse. También encontrará que puede comer más de un tipo de alimento que otro. Eso también es normal. Al pasar algún tiempo su bolsa gástrica se estirará; aproximadamente seis meses después de la cirugía podrá aceptar de 8 onzas a 1 taza. A largo plazo, el tamaño de su reservorio podrá llenarse con 8 a 12 onzas o 1 a 1½ tazas. Así pues, la cantidad de alimento que puede podrá consumir a la vez, es limitada.

La cirugía está diseñada para restringir sólidos, no líquidos, así que los líquidos que beba no lo harán sentirse satisfecho. Tampoco debe tomar líquidos durante o inmediatamente después de la comida, pues colará el alimento como con un chorro de agua a través de la bolsa gástrica y por lo tanto no conseguirá una sensación prolongada de saciedad, lo cual le ayuda a comer menos; sin embargo, permanecer hidratado y beber mucha agua durante el día es muy importante. Usted necesitará aprender a comer y masticar lentamente.

Uno de los cambios más comentados por los pacientes bariátricos es acerca del concepto de desperdiciar los alimentos. Después de cirugía sus ojos y mente todavía trabajan la misma manera que hicieron antes. Sin embargo, debido a la nueva bolsa del estómago, usted se sentirá satisfecho con mucho menos. Es necesario que usted preste atención a las señales de saciedad de su cuerpo y no a sus ojos que aun ven el alimento en el plato.