Balón Intragástrico - Descripción gráfica

Es ideal para pacientes con sobrepeso que no llegan a tener peso quirúrgico o pacientes en quien la cirugía supone un gran riesgo debido a su estado de salud.

Se trata de una procedimiento terapéutico que provoca en el cerebro la sensación de saciedad por distensión gástrica y de esa forma pérdida de apetito y de peso.

Es un balón de silicón suave e inflable que es introducido en el estómago por la boca para reducir la cantidad de comida que se puede tener en el estómago. Se realiza de forma ambulatoria y bajo sedación.

La colocación del balón se hace por medio de una guía endoscópica, habiéndose acomodado el balón en el estómago se rellena con una solución de agua salina. Debido al espacio que ocupa el balón gástrico en el estómago, el paciente se siente lleno con poca ingesta de comida. El resultado es una menor ingesta de calorías y más utilización de la grasa acumulada.

El balón gástrico se puede tener dentro del estómago hasta por un periodo de un año meses. Siguiendo una dieta saludable y un estilo de vida que incluya ejercicio, el balón gástrico puede ser un gran aliado para alcanzar resultados notables. Además, el doctor se encargará de monitorear y guiar los resultados para aumentar tus probabilidades de éxito.

Es así que los pacientes sometidos a colocación de balón intragástrico tienen una perdida sostenida de peso de 15 a 20 Kg. en 12 meses, tiempo en el que debe retirarse el balón.